Buscar
  • Habla Bonito Language School

Los 4 cambios que tuve en mi vida al hablar 4 idiomas

Desde que era pequeño, me preguntaba qué bonito podía ser saber hablar más de un idioma. "Quizás que divertido e interesante es ser poliglota", pensaba.

A lo largo del tiempo, este pensamiento nunca me ha dejado solo. Al contrario, he puesto todos mis esfuerzos para intentar aprender un idioma más.


Empezando a aprender el inglés como segundo idioma me di cuenta de cuántas cosas podía haber hecho con este idioma: escuchar música, entender las noticias, hablar con gente fuera de mi país nativo, leer un libro en su idioma original. Los años pasaban y la pasión por los idiomas crecía junto a la pasión por otros temas internacionales.


En la escuela secundaria, empecé a aprender el tercer idioma: el francés. Mi profesora me motivaba muchísimo y acabé los 5 años con un nivel avanzado. Justo por eso, me di cuenta de que sí, los idiomas eran algo que necesitaba trabajar a profundidad. Fue así que empecé a tomar experiencias académicas y laborales en el extranjero y mi vida cambió.


Aquí, los comparto los 4 cambios más relevantes que tuve en mi vida.

1. El mundo se convierte en un lugar más accesible

Muchas veces había soñado viajar fuera de mi país, estudiar en el extranjero o simplemente saber cómo podía llegar a cualquier lugar del mundo sin problemas. Pero me preguntaba "¿Y cómo me comunico con la gente de ahí?", "¿Y cómo hago si no entiendo lo que me dicen?". "¿Y si no consigo expresarme?". Muchas dudas y miedos. Después de aprender un idioma extranjero te sientes poderoso y cada cosa se convierte en accesible para ti, al alcance. Todo es posible porque no hay barreras en tu cerebro.


2. Puedes lograr tus objetivos viajando

Después de aprender un nuevo idioma, te das cuenta de que un nuevo mundo se abre: tanto a nivel personal como profesional. Te sientes libre de elegir cualquier lugar del mundo para elegir donde estudiar, donde trabajar, etc. Te das cuenta de que el abanico de oportunidades se hace siempre más grande con el tiempo. Tus sueños empiezan a no tener límites y piensas que cualquier objetivo puedes lograrlo sin ningún problema. No te sentirías incómodo al imaginarte al otro lado del mundo, sino el contrario.


3. Puedes hacer amigos en todo el mundo

Tener muchos amigos es siempre algo muy valioso pero, ¿te imaginas tener muchos amigos en muchos países? ¿Y la posibilidad de sentirte cerca de cada uno porque puedes comunicarte sin problema alguno? Esta es la sensación que pruebas cuando aprendes otro idioma y puedes crear relaciones con gente de todo el mundo. Un amigo en el extranjero es un regalo porque te permite sentirte al lado de alguien aunque no estés cerca físicamente. Y el conocimiento de un idioma es el puente que te lleva a una amistad sin problema.


4. Nada te asusta: el mundo está a tus pies.

Cuando estás completamente involucrado en un nuevo idioma, también sientes que estás entrando en una nueva cultura y, tal vez, estás descubriendo que esta nueva cultura te encanta y no los sabías. Bueno, esta es una de las sorpresas que te puedes llevar durante el aprendizaje de un idioma.

Así, de repente, te das cuenta de que nada realmente te asusta: todo está a tu alcance y nada es más grande que tú y tu fuerza de descubrir. Créeme, todo se convierte en más fácil y más alcanzable.


El mundo está a tus pies y aprendiendo un idioma llegas donde quieras.


Atrévete a cambiar tu vida.


Rocco Petrarca

(Italiano)

163 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo